Blog

Colchón de Muelles Ensacados vs Colchón Viscoelástico

Te damos las claves para elegir el colchón que se adapta a tus necesidades. ¿Muelles ensacados o viscoelástico?

Colchón de muelles ensacados

Los colchones de muelles ensacados son sistemas de descanso cuyo núcleo se compone de sistemas de micro-muelles envueltos en saquitos de fibra cosidos entre sí, con una capa superpuesta de espuma u otros materiales que proporciona confort. Al contrario de los colchones tradicionales de muelles con los que estamos familiarizados, los muelles ensacados son totalmente independientes permitiendo el alivio de los puntos de presión corporal al descansar sobre ellos.

La regla general en los sistemas muelles ensacados es que cuantos más saquitos de muelles, más receptivo y controlado es el movimiento del colchón, sin dejar de brindar apoyo. Esto se traduce directamente en más comodidad.

Núcleo de muelle ensacado

Al ensacar los muelles se consiguen las siguientes ventajas

  • El colchón dura más, ya que los muelles no rozan entre sí
  • Favorece la transpiración y la circulación del aire
  • El colchón es más adaptable a distintos tipos de personas, ya que permite una mejor distribución del peso

Todos nuestros colchones de muelles ensacados, cuentan con una capa extra de espuma viscoelástica o espuma de látex situada sobre el núcleo de muelles ensacados para que el usuario obtenga los beneficios de la espuma «efecto memoria» junto con la comodidad de los muelles ensacados.

La calidad de los materiales de espumación y tapicería debe ser buena, pero no deben quitar protagonismo a los muelles ensacados, ya que perderemos sus cualidades que son las que nos han hecho decantarnos por ese tipo de colchón. El núcleo debe estar rodeado de una capa de espumación que evite el desplazamiento de los sacos de muelles. Los acolchados suelen fabricarse con látex, material viscoelástico o fibras. 

Colchón de espuma viscoelástica

La espuma viscoelástica es una mezcla de espuma de poliuretano que fue desarrollada para cojines de avión por un contrato de la NASA en la década de 1970.

La diferencia entre los colchones de espuma viscoelástica y otros tipos de espuma de poliuretano es su respuesta lenta y su baja resistencia. Su superficie suave permite la adaptabilidad y su recomposición lenta reduce el rebote.

Este material es utilizado en infinidad de sectores. Está por doquier y, por supuesto, también puede estar en tu cama.

Núcleo de colchón viscoelástico

¿Qué es lo que más podemos destacar de él? Su gran capacidad de adaptarse a la forma de tu cuerpo. Asegura así el descanso.

Ahora bien. Una vez te levantes de la cama, poco a poco tomará su forma natural. Es lo que se llama “efecto memoria”.

La famosa sensación de hundimiento dependerá del grosor de la capa de visco: a más grosor más sensación de hundimiento.

Esa sensación de hundimiento, es la adaptación al cuerpo, es más adaptable que los otros colchones. Pero, tranquilos, el núcleo te  va a sujetar con firmeza por lo que no te vas a hundir, claro.

Conclusión


En definitiva, para elegir entre un colchón de muelles ensacados y un colchón viscoelástico deberás tener en cuenta tus necesidades y tu forma de dormir, escogiendo el que mejor se ajuste a lo que buscas y te ofrezca la mayor sensación de comodidad.

El colchón viscoelástico con núcleo de espuma siempre aportará mayor firmeza a la hora del descanso, mientras el colchón de muelle ensacado aporta mayor adaptabilidad al cuerpo y, por tanto, menor sensación de firmeza.

Related Posts

Deja una respuesta